Las PENSIONES

Si estás buscando información sobre las pensiones que existen en España, cómo acceder a ellas, qué hacer y dónde ir o los tipos de pensiones a las que puedes tener acceso, en esta página web encontrarás toda la información que necesitas para tramitar la pensión que te corresponde, así como información detallada de tipos, requisitos y preguntas frecuentes sobre pensiones para responder todas las dudas que tengas y quieras resolver.

¿Qué son las pensiones?

  Que son las pensiones Las pensiones son un tipo de subsidio, seguro o pago (temporal o de por vida) que recibe una persona del sistema público o de una entidad privada, establecido por ley y que acredita una cantidad económica específica. Para acceder a la pensión se requiere una serie de requisitos de acceso, importe y duración, además de instrucciones para saber cómo y dónde solicitarla, las obligaciones que supone y los derechos que conlleva.

 ¿Qué tipos de pensiones y compensaciones hay en España?

  Existen diferentes tipos, clases o modalidades de pensiones en España contempladas por la ley, que se pueden diferenciar entre pensiones contributivas y pensiones no contributivas. Veamos en qué se diferencian;

 Pensiones contributivas.

Las pensiones contributivas son aquellas prestaciones económicas con una duración indefinida y que está supeditada a una relación jurídica con la Seguridad Social, es decir, que permita acreditar una cotización mínima, dentro de unos requisitos específicos. La cantidad de pensión que corresponde varía en función de la aportación del trabajador y el empresario. Entre las pensiones contributivas, podemos diferenciar entre las pensiones de jubilación, las pensiones por incapacidad permanente, las pensiones por fallecimiento, las pensiones por vejez, las pensiones por invalidez y las pensiones por viudedad. Veamos sus características principales:

 Pensiones de jubilación.

Incluye todos los tipos de prestaciones por jubilación contempladas por ley, entre las que se encuentran las jubilaciones ordinarias, anticipadas, sin tener condición de mutualista, por tener condición de mutualista, voluntarias, de reducción por actividades tóxicas, penosas e insalubres, con discapacidad, parcial, flexible y especial.

 Pensiones por incapacidad permanente.

Entre las que se incluye la pensión por incapacidad permanente, absoluta y gran invalidez.

 Pensiones por fallecimiento.

Entre las que se incluyen las pensiones de viudedad, pensiones de orfandad y en favor de familiares. Pensiones por vejez. Incluidas dentro de la acción protectora del Seguro obligatorio de vejez e invalidez (SOVI).

 Pensiones por invalidez.

Incluidas dentro de la acción protectora del Seguro obligatorio de vejez e invalidez (SOVI).

Pensiones no contributivas

Son aquellas prestaciones económicas reconocidas a personas en situación de necesidad y que requieren de protección porque carecen de recursos suficientes para su propia subsistencia, a pesar de no haber cotizado nunca o el tiempo suficiente en la Seguridad Social. Entre las pensiones no contributivas que se acogen a la ley y que se atribuyen a los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma en España, se encuentran las pensiones de invalidez y las pensiones de jubilación.  

¿Tengo derecho a una pensión contributiva si llevo 15 años sin trabajar?

No. Para poder cobrar una pensión contributiva hay que tener cotizados 15 años y 2 de ellos estar comprendidos dentro de éstos antes de solicitarlo.

¿Puedo cobrar la prestación de jubilación si estoy en paro?

Si, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos. La normativa habla de estar de alta en el Régimen General o en situación asimilada de alta que reúnan edad, periodo mínimo de cotización y hecho causante. La situación de asimilada a la de alta se considera a la de desempleado, total y subsidiado y a la de paro involuntario, una vez se agote la prestación y se mantenga la inscripción de desempleado en la oficina de empleo.

 ¿Tengo derecho a algún tipo de subsidio si no he trabajado nunca?

No tendrás acceso a ningún tipo de pensiones contributivas si no has trabajado, sin embargo sí que podrías tener acceso a las no contributivas, como las de invalidez o de jubilación si cumples con los requisitos para ello: no recibir rentas o ingresos superiores a 5.200€, si vive acompañado, el total de rentas conjunta tampoco puede superar los 8.800€ si son 2, 12.400€ si son 3 y 16.000€ si son 4; tener cumplidos 65 años; residir en España (al menos durante 10 años, 2 de ellos consecutivos).

 ¿Cuál es la pensión contributiva máxima y mínima?

El límite máximo de pensión contributiva que se puede percibir, en suma o única, es de 2580,13€ mensuales y anual de 36.121,82€. El mínimo de pensión es, con cónyuge a cargo: 288,90€/mes; sin cónyuge o familiares a cargo: 639,30€/mes; con cónyuge no a cargo: 606,70€. En caso de jubilación anticipada, el mínimo es, con cónyuge a cargo, de 739,50€; sin cónyuge, de 598€; y con cónyuge no a cargo, de 565,30€.

 ¿Puedo anticipar mi pensión de jubilación si me he quedado en paro?

Te puedes acoger a la jubilación anticipada derivada del cese no voluntario en el trabajo, prevista para aquellos casos de trabajadores que se quedan en paro por despido o reestructuración empresarial, impidiéndoles mantener la relación laboral. En estos casos, el requisito es estar inscrito en la oficina de empleo como demandantes de empleo durante 6 meses y cumplir con una edad inferior a 4 años a la exigida por ley. Si fuera hoy, esa edad sería la de 61 años y el periodo de cotización sería de 36 años y 8 meses.

¿Te gustó la información? Compártela!